La Inteligencia Artificial transforma el paisaje financiero mexicano

0
72

En un escenario donde los gastos globales en Inteligencia Artificial (IA) alcanzaron los 166 mil millones de dólares en 2023, México se encuentra en medio de una revolución en su sistema financiero. A pesar de esto, solo el 25% de los colaboradores bancarios en el país están capacitados para utilizar esta tecnología.

Expertos anticipan que la Inteligencia Artificial, los servicios basados en la nube y el Open Finance serán elementos clave en esta revolución. En un entorno donde la confianza, la seguridad de los datos y el cumplimiento de la regulación son fundamentales, los avances tecnológicos como los servicios en la nube y la IA Generativa desempeñan un papel crucial.

Tanto la banca tradicional como las Fintech están compitiendo por clientes que valoran cada vez más la atención personalizada y la seguridad de su información. Sin embargo, los sistemas internos de los bancos están limitando el tiempo que los empleados pueden dedicar a la atención al cliente, ya que hasta el 55% de su tiempo se emplea en revisar documentación.

La adopción de la IA, especialmente la generativa, se presenta como una solución obvia para dinamizar el sector financiero mexicano. Sin embargo, solo el 8% de las instituciones financieras de la región cuentan con servicios en la nube lo suficientemente robustos para aprovechar plenamente estas tecnologías.

La IA ha demostrado ser un catalizador de innovación en los servicios financieros mexicanos, especialmente cuando se combina con el concepto de Open Finance, que facilita el intercambio de información entre bancos y otros actores del mercado. Esto permite la creación de soluciones financieras altamente personalizadas que superan las expectativas del consumidor.

Damián Méndez, CEO de Stefanini para América Latina, enfatiza que la IA no es exclusiva del sector financiero, sino que todas las industrias eventualmente la adoptarán. La IA puede mejorar la eficiencia, la atención al cliente y el aprendizaje automático, lo que resulta en una mejor experiencia para el usuario final.

El futuro del sector financiero mexicano está marcado por la transformación digital, donde la nube juega un papel fundamental al permitir la flexibilidad, escalabilidad y eficiencia necesarias para adaptarse a un entorno en constante cambio. Las inversiones en tecnologías basadas en la nube están en aumento, lo que indica una importante adopción de estas innovaciones en el país.